Del #fuckfifa a la caída de Joseph Blatter

5 years ago by in #tecnopolíticaLATAM Tagged: , , , , , , , ,

Extracción de datos: Alex González (Outliers Collective). Grafo: Bernardo Gutiérrez. 25.429 tweets  extraídos del hahstag #fuckFIFA entre el 26/03/2013 y el 30/09/2014.

Durante el Mundial de fútbol de 2014 una gigantesca oleada de indignación estalló en todos los rincones del mundo. Los mismos medios de comunicación que ahora publican todo sobre la dimisión de Joseph Blatter como máximo dirigente de la FIFA ocultaban entonces cualquier noticia sobre la corrupción y malas prácticas del máximo órgano del fútbol mundial. El grito de rabia contra la FIFA surgió en las calles y las redes de Brasil. Y se expandió por el mundo. Los enviados especiales y corresponsales en Brasil centraban sus crónicas en el territorio brasilero. Pero dejaban a la FIFA casi intacta. Y el mundo interconectado no existía en las coberturas. El dos de julio de 2014 publiqué un texto en Al Jazeera titulado The anti-FIFA shout as a reconnection of global struggles sobre esta sorprendente conexión de luchas y movimientos del mundo (aquí versión en español). El editor, de Al Jazzera, por cierto, eliminó el #fuckFIFA del titular y de todo el texto en inglés:  «#fuckFIFA es el nuevo grito global. Nace ocupando el lateral de los vagones de un tren en Río de Janeiro y estalla en un cartel de Bangalore, en la India. Se escribe con láser en una proyección de un muro de Belém do Pará, en la Amazonía. Circula, abrazado por muchas manos, por las calles de Atenas. Se cuela como un virus en las mismísimas Fan Fest made in FIFA de Brasil, en carteles gigantescos. Se mezcla con las demandas de derechos civiles en las plazas de Turquía».

Las campañas de los Comités Populares da Copa de Brasil y de otros colectivos brasileros ganaron el apoyo de cientos de redes y colectivos del mundo. Mientras la represión crecía en las calles de Brasil, las redes digitales lanzaban su ira contra la FIFA y su apoyo al pueblo brasilero. Pocos días antes de la inauguración del mundial el colectivo @OccupyWorldCup (que se definía como «global activism for a World Cup of the 99%. Supporting Comites Populares da Copa») irrumpía en las redes digitales, activando conexiones globales alrededor de la indignación anti FIFA. El hashtag #fuckFIFA, que se llevaba usando unos meses, se convirtió en el territorio de diálogo y acción de miles de nodos de todo el mundo.Y desconfiguró cualquier previsión de las fuerzas de seguridad sobre la actividad de los movimientos sociales y activistas brasileros. En portugués, el hashtag #NãoVaiTerCopa que surgió durante las revueltas de junio de 2013, siguió siendo muy usado. Pero el #fuckFIFA fue el espacio común de todas las lenguas, países y luchas. La glocalidad – término que define la mezcla de lo local y lo global – fue la tónica de todo el proceso. El gobierno de Brasil – que activó la narrativa #VaiTerCopa y que criminalizó a las voces críticas contra el Mundial – parecía no estar entendiendo la explosión de indignación contra la FIFA (no era exactamente contra el gobierno).

A continuación, analizo los grafos que he realizado a partir de un data set de 25.429 tweets extraídos del hahstag de Twitter #FuckFIFA por Alex González, de Outliers Collective.

 

fuckFIFAbr

En primer lugar, el grafo refleja el fuerte componente glocal. No hay excesivas barreras geográficas o linguísticas en el diálogo existente en el grito-territorio-hashtag #fuckFIFA, aunque el inglés es la lengua más usada. El nodo más influyente en todas las variantes del grafo es @OccupyWorldCup, fuertemente retuiteado y citado. Usando parámetros como la centralidad de grado (degree centrality) o cercanía (closeness) OccupyWorldCup es con mucha diferencia el nodo más importante (y central) del grafo. Sin embargo, debido al fuerte carácter mediático del Mundial de fútbol, usando dichos parámetros, el grafo estaría protagonizado también por grandes medios de comunicación que usaron el hashtag o fueron citados por otras cuentas, como ViceNews o Al Jazeera Engish. Con el parámetro closeness también aparecen cuentas tan heterogéneas como Anonymous Rio, @FotoMovimiento (15M España), @Calle13Oficial (René Pérez, Calle13) o @blogdiva. Por eso, el parámetro usado para la realización del mismo ha sido la intermediación (betweenness centrality), que mide la frecuencia o el número de veces que un nodo actúa como puente a lo largo del camino más corto entre otros dos nodos. La intermediación revela importantes detalles en la conversación del #fuckFIFA.

Tras @OccupyWorldCup, aparecen como nodos «mediadores» y «puente» cuentas internacionales independientes, habituales en las revueltas globales, como @syndicalisms, @enough14  (que todavía usa la foto del tren de Rio de Janeiro pintado con la frase «fuck FIFA» en su perfil), @deliri019 (una cuenta brasilera), @newsrevo o @OccupyBrazil (el nodo brasilero de la oleada de Occupy Wall Street) o @takethesquare (uno de los brazos internacionales del 15M español). El investigador autónomo Pedro Mendes (@pebmen en Twitter), vinculado a la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y a los movimientos sociales, es la cuenta más importante de Brasil en la «intermediación», lo que prueba el potencial de la herramienta Twitter, donde el diálogo trasnversal es posible, influyente y explosivo. Otra característica del proceso crítico contra el Mundial de fútbol revelada por los grafos es que la función estadística de modularidad (que agrupa las diferentes comunidades) no afecta casi nada a la topología de la red. No existen apenas comunidades aisladas por idiomas, ideologías o territorios. El @fotomovimiento es una excepción, pues aunque es una cuenta relevante y muy replicada, no es vital en la intermediación y aparece en la periferia del grafo.

fuckfifabr2¿Y cómo aparecen los movimientos, colectivos y redes brasileras en la conversación global del #fuckFIFA? A pesar de que Facebook es mucho más popular que Twitter en Brasil, dichos colectivos tienen un peso importante en el proceso. De hecho, sin la indignación brasilera no habría existido ni el #fuckFIFA ni la campaña global. La plataforma Occupy Word Cup (que hoy en día ha mutado a @occupyolimpics) fue lanzada desde Brasil. Además del citado Pedro Mendes, en el centro del grafo (la región más relevante de la conversación) aparecen @OccupyBrazil, @BrnasRuas (surgida durante las revueltas de junio) o @PersonalEscrito. Algunos de los movimientos, colectivos y redes más activos en las luchas contra los excesos de la FIFA y los diferentes gobiernos de Brasil (desalojos, cuestiones urbanas, derechos humanos…. ) siguen apareciendo en el grafo después de aplicar un filtro de grado eliminando los nodos de menor importancia. Destacan o Rafucko, Das Lutas, Mídia dos Advogados Ativistas (@Midia_AA, desactivada a día de hoy), @BrunoCava y Universidade Nômade, entre muchas otras cuentas. No existió, como afirmaban desde la base gobernista, una «conspiración internacional» para desestabilizar a Brasil, sino una indignación coral made in Brazil.

El estudio de las redes de #fuckFIFA y de las conversaciones revela algunas claves de las luchas sociales e indignaciones en Brasil. Además de la catacterística glocal y de la fuerza del diálogo relacional, destacaría la transversalidad y coralidad de lo que podríamos definir como una coreografía transnacional, no lineal y agregadora que va más muchos allá de las afinidades ideológicas de sus participantes. El intento del gobierno de Brasil de polarizar entre los favorables y los detractores del Mundial no funcionó. La dicotomía, prolongada meses después durante el proceso electoral, era en buena medida artificial. La dura represión de las calles tampoco acalló las críticas en los espacios digitales: más bien podríamos afirmar que potenciaron las voces críticas. Sin que exista una causalidad directa entre la explosión indignada y la caída de Joseph Blatter y el desprestigio de la FIFA, podemos afirma que dichas campañas y subjetividades fueron de extremada relevancia. Los movimientos sociales y redes brasileras, tan criticados por la base gobernista durante el mundial, tienen una importancia central en el fin de la era FIFA.

Este texto forma parte del proceso de investigación #tecnopolíticaLATAM que realizo para OXFAM.

Post periodista, (re) escritor | #tecnopolítica #redes | #hacktivismo | #culturalibre #copyleft | Participación | Innovación y Desorden | Subjetividades en red | Transnacionalista convencido Twitter: @bernardosampa São Paulo futuramedia.net

Leave a Comment