Karen Hermosilla: «Los estudiantes chilenos están marginados de las instancias de poder»

5 years ago by in #tecnopolíticaLATAM Tagged: , , , , , ,

«Se ha generado un discurso contra hegemónico fuerte, que es el primer paso para un cambio cultural». La periodista y activista Karen Hermosilla lanza un buen puñado de críticas a los líderes estudiantiles chilenos que se incorporaron al Gobierno de Michelle Bachelet. Karen Hermosilla es   comunicadora social, columnista de distintos periódicos chilenos y dirige el medio digital de política y ecología www.elreverde.cl. A su vez, participa activamente agitando por una «Asamblea Constituyente para un Chile con derechos sociales».

Esta entrevista forma parte del proceso de investigación #tecnopolíticaLATAM que realizo para OXFAM.

¿Cómo evolucionó el movimiento estudiantil más tradicional desde la irrupción de los pingüinos?

El movimiento tradicional era producto de los trabajos de las Juventudes Comunistas en las universidades, y otras corrientes minoritarias de tribus políticas con idearios libertarios, veganos, animalistas, además de los grupos troskos y los que se sienten identificados con el setentero y mítico MIR. Los partidos tradicionales que tenían clara la trascendencia de un fenómeno de masas usuarias de educación pidiendo gratuidad, levantaron líderes en las federaciones. La Jota (juventudes Comunista) ganó lugares de poder. Muchos de esos estudiantes se convirtieron pasados escasos dos años en políticos profesionales, tanto en el ejecutivo como en el parlamento. Siendo la Izquierda Autónoma el único referente independiente de la hegemonía oficialista. Gabriel Boric, quien siguió la posta de Vallejo en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y que actualmente es diputado por Magallanes. Hoy en las federaciones no ganan quienes consiguieron poder por medio del Movimiento Estudiantil, salvo Valentina Saavedra, estudiante de arquitectura de la Universidad de Chile, militante de la Izquierda Autónoma.

Se ha polarizado el escenario. En varias universidades católicas se reactivó el gremialismo (Talca- Santiago), y se generaron frentes amplios de izquierda, a la izquierda de la Nueva Mayoría (NM) (el pacto electoral que intentó superar a la vieja Concertación para lograr el segundo gobierno de Michelle Bachelet). Las Juventudes Comunistas han quedado cuestionadas y han perdido lugar en el movimiento estudiantil. La Arcis, universidad ligada al Partido Comunista, ha sido denunciada como un negocio lucrativo sin que sea investigada seriamente, dado a un acuerdo entre su cúpula y los ultraderechistas dueños de la Universidad del Desarrollo, ligada a Penta, para dejar el asunto en un empate permanente.

Los pinguinos no universitarios, hacen activismo desde la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), que tiene como referente a Eloisa González, activista que ha protagonizado una irrupción consistente en no transar con la hegemonía. Su estilo de lucha con funas (escraches) y tomas, sigue en pie. Incluso hoy se tomaron SQM, la empresa pinochetista que se compró a toda la clase política y a las instituciones del estado, incluida la televisión pública. Hoy (el día que se respondió esta entrevista por emial) hay una concentración en Plaza Italia con el hashtag #YoMarchoEl16 https://twitter. Se realizó un Banderazo contra Penta, el Banco que con conexiones en el estado logra lucrar con la salud y las jubilaciones en Chile a cambio de financiar irregularmente campañas políticas (gastos que declara con boletas falsas con las cuales capea impuestos), como actividad previa a la marcha de hoy.

¿Cómo dialogan las diferentes causas sociales y políticas en Chile en los últimos años? ¿Existe transversalidad en dichas causas?

El gremialismo propio de Jaime Guzmán, el Gramsci de derecha, generó un legado cultural que atomizó la sociedad chilena. La desconfianza desatada gracias a la ruptura del tejido social, ha originado que las causas sean defendidas como consumidores del sistema implementado en dictadura. No se lucha aunadamente sino por reivindicaciones sectoriales. No existe una resistencia frente a un modelo, sino la idea de que separadamente se pueden conseguir ciertos beneficios. Movimientos por Asamblea Constituyente intentan hoy hacer converger a todas las demandas causadas por una ausencia de Estado soberano, que está entregado al capital.

¿Hasta qué punto las redes sociales y los medios digitales (blogs, plataformas) son relevantes en Chile?

Son relevantes pues han abierto el debate en la ciudadanía. Sin embargo también conforman una ilusión de activismo que no es posible palpar en la realidad. Se ha generado un discurso contra hegemónico fuerte, que es el primer paso para un cambio cultural. Ha forjado articulación de organizaciones para lograr modificaciones legales. Por ejemplo el Pacto de Unión Civil, forma para terminar con la discriminación de homosexuales, lesbianas y mujeres. Pero aún la brecha digital es amplia por lo cuál los movimientos quedan encapsulados en nichos muy pequeños.

¿Cuál es la relación entre los movimientos sociales tradicionales y los de nueva cuña? ¿Y con las estructuras políticas en general, cómo es el diálogo?

Como te contaba. Los próceres de la revolución del 2011 militan en partidos y movimientos que son parte del statu quo (Partido Comunista y Revolución Democrática). Muchos de los jóvenes están muy bien ubicados en los distintos ministerios y también en el congreso representando una postura muy minoritaria, casi testimonial. El movimiento que se encuentra fuera de las lógicas institucionales, tiene una fractura muy evidente en términos ideológicos con esta estrategia. Prefieren la independencia ante la corrupción desatada en los partidos. Esto ha originado la ruptura del diálogo, sobre todo por parte de la estructura que no reconoce como interlocutores válidos a las organizaciones que no se cuadren con el oficialismo, obligándolos a la irrelevancia. Es así como se sientan a negociar con empresarios (con los cuales tienen una estrecha relación de dependencia) y con gerontócratas y patriarcas de la democracia pactada, pero en ningún caso con los estudiantes. Han tomado como ilegítimo puente al Partido Comunista y a Revolución Democrática, aprovechando que tienen líderes nacidos de la revuelta del 2011, pero es sólo para la foto. Ellos perdieron prematuramente la legitimidad entregada por el movimiento.

¿Cómo se produce el salto electoral de Camila Vallejo y Revolución Democrática?  ¿Sintoma de madurez o traición a las calles?

En mi opinión y en relación con lo narrado anteriormente, más que traición es justamente inmadurez y no madurez política. Creyeron de verdad que podían marcarle la línea al gobierno y se equivocaron. Fueron ingenuos y se transformaron primero en los niños símbolo de que se pueden institucionalizar las demandas («las instituciones funcionan»), y luego en chivos expiatorios de una institucionalidad corrupta y de ahí la idea de la traición. Pero la gran traición proviene del discurso electoral de la Nueva Mayoría, que acogió las demandas de la calle sólo para obtener los votos. Es cierto, ninguno de los líderes ha renunciado aunque su margen de maniobra sea nulo. Giorgio y Boric, han elevado proyectos de ley interesantes como el de rebaja de dieta parlamentaria, y sus intervenciones resultan interesantes por incluir un discurso marginado de estas capas de poder por ejemplo en la Comisión de Trabajo donde está Gabriel Boric. Sin embargo, también sirve para ilusionar y generar el peligroso delegacionismo en estas figuras que poco pueden hacer en un congreso donde los parlamentarios son lobbystas de holding y empresas que han financiado sus campañas.

¿Qué relación continental y global existe de los movimientos estudiantiles (y otros) de Chile?

Invitan al Foro de São Paulo y a otras instancias de encuentros sólo a quienes están organizados en partidos. Eso es un problema, considerando la crisis por la que están pasando y de la cuál no hay salida por el momento. Se cambió el sistema binominal, pero no se transformó el sistema de partidos ni su financiamiento, de hecho se agrandaron los distritos, por lo cuál las campañas serán más costosas que antes, continuando el binominalismo.  Los estudiantes y nuevas voces que emergen de la disidencia, se encuentran bastante invisibilizados. No pueden coordinarse con otros pueblos y no son tomados en cuentas por los medios de mayor influencia. Sí, realizan trabajos en fanzines, encuentros locales, plataformas web, pero todo aún sigue siendo marginado de las instancias de poder.

Post periodista, (re) escritor | #tecnopolítica #redes | #hacktivismo | #culturalibre #copyleft | Participación | Innovación y Desorden | Subjetividades en red | Transnacionalista convencido Twitter: @bernardosampa São Paulo futuramedia.net

Leave a Comment