La tecnopolítica de la Marcha de las Putas de Quito

2 years ago by in Subjetividades, tecnopolítica Tagged: , , , , , , , , ,

marchaputasdeplacer

 

¿Una marcha puede ser un espacio? ¿Un grupo puede ser una táctica? ¿Un espacio y/o táctica puede desembocar en un colectivo o en un movimiento? ¿O es al contrario, se necesita un movimiento o comunidad previa para generar el espacio? Hace un año que Juan Carlos León, que colabora con diferentes movimientos sociales y culturales de Ecuador, me definió a la Marcha de las Putas como “un espacio”. Un espacio de encuentro, de diálogo, de creación colectiva. Tras el resurgimieunto de los Blac Block en las revueltas de Brasil, que se definen como táctica y nunca como grupo, la Marcha de las Putas fue la disrupcción simbólica más potente con la que me he encontrado. Conocía las Marchas das Vadias de Brasil, inspiradas también en el movimiento surgido en Toronto en 2011. Pero nunca había tenido la posibilidad de vivir una Marcha de las Putas en Quito. El pasado día 23 de marzo acompañé la Marcha de las Putas 2015.

La crónica del periodista independiente Orlan Cazorla nos presenta el mejor paisaje posible. Una lectura rápida a los lemas / eslógans nos presenta una marcha por la diversidad sexual y el libre aborto o contra la violencia de género: “Más sexo, menos violencia” , “Saca tus rosarios de nuestros ovarios”, “puta feliz”…  Especial importancia tuvo la rabia / creación colectivas contra el Plan Familia del Gobierno Ecuatoriano (que pretende incentivar la abstinencia): “No queremos Plan Familia en nuestras camas”, “Libertad sexual, no Plan Familia”, “En mi cuerpo mando yo, Plan Familia no”…  Sin embargo, me interesan mucho más otro lemas, procesos, memes o subversiones de la Marcha de las Putas, ese espacio. Y algunas conexiones transnacionales de imaginarios o prácticas.

Algunas ráfagas. El lema de la pancarta ques abría la marcha fue usado por el 15M – Indignados de España (entre otros movimiento): “nuestra venganza será la alegría”. Un lema me llamó especialmente la atención: P de Placer (con la palabra puta en el contexto). La clara referencia al V de Vendetta (el cómic de Alan Moore que dio pie a la máscara de Anonymous) era evidente: estaba presente en muchos detalles, de la pancarta principal a muchas máscaras de Anonymoos. P de placer. M de meme. La conexión transnacional, glocal y transversal de aquella primera SlutWalk de 2001 de Toronto es sorprendente. Michael Sanguinetti, el policía que en la  Osgoode Hall Law School de Toronto aseguró que las mujeres deberían evitar vestirse como putas si no querían ser víctimas de violencia sexual,  no sospechaba que surgiría la SlutWalk de forma automática. Menos que se expandería por países como Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, India, México, Argentina, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador y Uruguay.

En Quito, la narrativa local ha provocado el surgimiendo de putalleres,  de varias ‘marchas emputadas’, de gritos de bienvenida a los “traidores del patriarcado” o de lemas como “ni las mujeres ni la tierra son conquistables” (decolonización + feminismo). Y lo mejor de todo: el meme no es el mensaje, como afirmaba Joss Hands en su artículo. El meme, sin colectivo-grupo-movimiento-espacio, puede desaparecer. En el caso de las Marchas de las Putas Quito, el putameme ha abierto una brecha en las luchas y reconexión de movimientos tradicionales y nuevos ciudadanos indignados.

 

Vídeo de Orlan Cazorla

Post periodista, (re) escritor | #tecnopolítica #redes | #hacktivismo | #culturalibre #copyleft | Participación | Innovación y Desorden | Subjetividades en red | Transnacionalista convencido Twitter: @bernardosampa São Paulo futuramedia.net

3 Responses to “La tecnopolítica de la Marcha de las Putas de Quito”


[…] puesto que originaron la conocida como Marcha de las Putas, la SlutWalk, una protesta extendida a más de 11 países con un mensaje claro: no nos digas cómo […]

[…] puesto que originaron la conocida como Marcha de las Putas, la SlutWalk, una protesta extendida a más de 11 países con un mensaje claro: no nos digáis cómo […]

[…] puesto que originaron la conocida como Marcha de las Putas, la SlutWalk, una protesta extendida a más de 11 países con un mensaje claro: no nos digáis cómo […]

Leave a Comment