México (II): la explosión del hashtag-movimiento #YaMeCansé

1 year ago by in #tecnopolíticaLATAM Tagged: , , , , , , ,

Imagen: Imagen en CartoDB del Trending Topic global de #YaMeCansé (20/11/14)

Este texto es parte de la investigación #tecnopolíticaLATAM que realizo para OXFAM. El estudio de datos ha sido posible gracias al trabajo de Alberto Escorcia (YoSoyRed) y de la cesión de varios data sets. A su vez, el estudio de datos propio de la explosión de #Ayotzinapa no había sido posible sin el trabado de Alejandro González (colectivo Ouliers). La próxima entrega analizará  la evolución global de #Ayotzinapa hasta el grito por de #justiciaparalxscinco surgido tras el asesinato del periodista Rubén Espinosa y de cuatro mujeres activistas.

El surgimiento del hashtag y posterior movimiento #YaMecansé fue especialmente importante y peculiar. El hashtag surgió la tarde del viernes 7 de noviembre de 2014, cuando el procurador del Estado Jesús Murillo Karam pronunció la frase “Ya me cansé” para concluir una rueda de prensa con informaciones sobre los cuerpos de los 43 normalistas. #YaMeCansé se convirtió en trending topic rápidamente, marcando un agua divisoria en la secuencia de la indignación por Ayotzinapa, activando el empoderamiento y la pérdida del miedo. El mismo día apareció una pintada en la Procuraduría General de la República de la avenida reforma de la Ciudad de México (“#YaMeCansé del miedo”), estallaban los carteles y hastags como #FueElEstado y nacía la plataforma YaMeCanse.mx. Un día después, el hashtag #YaMeCansé se expandía a Estado Unidos, España e Inglaterra. El “hashtag más importante de la historia de México”1 llegaría a ser trending topic durante 26 días2 y provocaría la aparición de cientos de nodos alrededor de un nuevo imaginario diseñado con habilidad en medio de una fuerte emocionalidad colectiva.

El trending topic global (20 de noviembre) acompañó a las cientos de protestas en las calles mexicanas. La plataforma YaMeCanse.mx, que se definía como “una red completamente apartidista” de “millones de mexicanos, cansados de la violencia e impunidad en el País”, consiguió desactivar el miedo con lemas agregadores y optimistas, como “porque ya nos han quitado todo, que nos han quitado hasta el miedo”. La plataforma #YaMecansé aprovechó la ocasión para incentivar la auto organización ciudadana alrededor de una nueva metanarrativa donde los componentes ideológicos no eran lo más importante. El tutorial de YaMeCanse.mx para enriquecer el hashtag recomendaba los “mensajes alentadores que alienten a la gente a movilizarse y auto-organizarse”, “piezas emocionales” y ser “contundente y positivo”. La toma del congreso del estado de Sonora de finales de noviembre3en apoyo a Ayotzinapa sirve de metáfora del #YaMeCansé como como aglutinador de indignaciones y como motor de una nueva marea ciudadana.

El 03 de diciembre, #YaMeCansé salió de los asuntos más hablados de Twitter, probablemente debido a la combinación del propio algoritmo de Twitter (que penaliza los asuntos que llevan muchos días entre los destacados) y a un ataque coordinado de 50 mil bots 4que colocó spam en el hashtag para confundir a dicho algoritmo. La inteligencia colectiva y las sincronizaciones de diferentes indignaciones históricas provocaron el surgimiento de #YaMeCansé25 (que subió a los trending topics) y de una secuencia de hashtags coordinados que llegaría hasta #YaMeCanse27. Dichas mutaciones numéricas del hastags burlaban al propio algoritmo de Twitter, manteniendo la cuestión de Ayotzinapa viva en las redes y los medios. Las redes que confluyeron en #YaMeCansé consiguieron “posicionar un tema en la agenda pública, coordinar acciones de manera colectiva, pensar en conjunto y actuar de forma distribuida6”. Al mismo tiempo, el nuevo sistema red post Ayotzinapa consolidó acciones, nodos y campañas en todo el mundo, que continuán hasta el día de hoy. Dicho ecosistema, en el que confluyen como veremos las luchas históricas mexicanas y #YoSoy132, está siendo clave en la denuncia de la muerte de los cinco y en las campañas #justiciaparalxscinco.

Las marchas que tuvieron lugar en la Ciudad de México a finales de septiembre de 2014 contra la renovación forzada de los planes de estudios tuvo un papel fundamental en la conexión7 de Ayotzinapa con el movimiento estudiantil urbano y con otros sistemas red como el de #YoSoy132. El perfil @Coordinadora1DM, vinculado a #YoSoy132, tuvo un papel clave en la conexión de luchas y conversaciones en el hashtag #TodosSomosPolitécnico.


YaMeCanse_1-3recortado

Grafo elaborado a partir de datos de los hashtags #YaMeCansé y #YaMeCansé2. Estudio de datos elaborado por Alberto Escorcia, Alejandro González, Bernardo Gutiérrez. La edición web será lanzada en septiembre.

En el proceso de #YaMeCansé, el sistema red de #YoSoy132 también tuvo una especial relevancia, lo que niega la teoría de los medios de que #YoSoy132 desapareció, fracasó o terminó. El ecosistema de #YaMeCansé estaba construído en parte sobre “lazos afectivos que permanecen como redes latentes que muchas veces no comparten una misma ideología, pero sí una misma experiencia que les une lo emocional y simbólico”7. Algunos de los nodos de #YoSoy132 que fueron relevantes en #YaMeCansé son @global132 (divulgación global), @132extranjero, @Coordinadora1DM, @YoSoyMedia132 o @masde131. Otras cuentas colectivas destacadas en procesos previos a #YaMeCansé (zapatismo, derechos humanos, hacktivismo…) serían @DDHH_Chiapas (Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa), @desinformemenos, @cghUNAM (“ UNAM en rebeldía”), @loquesigue_ (YoSoyRed), @Julio Astillero (vital en el #PosMeSalto) o @Anonopshispano, entre muchos otras. Una de las características del estudio realizado sobre #YaMeCansé es que la red es muy transversal y descentralizada. A pesar de que existen perfiles muy replicados que encajan con la definición de influencers (@epigmenioibarra, @ariseguionlinemx, @sopitas…), quienes conectaron las diferentes comunidades y conversaciones fueron nodos ciudadanos con pocos seguidores. Ninguna de las celebridades o influencers fueron relevantes en la intermediación, medida por el parámetro betweenness centrality. En #YaMeCansé, los ecosistema previos conviven con una ingente cantidad de nuevos nodos que funcionan alrededor del nuevo imaginario. Algunas de las cuentas destacadas creadas alrededor de la indignación Ayotzinapa son @ayotzinapa2, @ayotzinapafeed, @accionglobal_mx, @43global, @caravana43 o @caravana43sur.

La explosión del #YaMeCansé visibilizó la importancia de las emocionalidad en los nuevos estallidos sociales en red, que consiguen transformar el miedo o la indignación en empoderamiento. También brinda pistas sobre las características de los “nuevos procesos políticos”, ”movimientos red” o “movimientos de nueva cuña”, que se articulan con sincronizaciones y no alrededor de identidades ideológicas. #YaMeCansé y toda su secuencia de hashtags también rompieron la barrera de los reactivo, para pasar a lo propositivo. Dos mujeres incentivaron el envío de postales con propuestas políticas al hashtag #YaMeCanséPorEsoPropongo. La iniciativa iba “más allá de la denuncia, salía de las redes sociales, era tangible8” y acabó desembocando en el proyecto PorEsoPropongo. Las 8.000 postales fueron impresas y presentadas en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México.

El estallido de indignación ciudadana alrededor de Ayotzinapa abrió la expectativa, incluso desde respetados académicos internacionales, como Boaventura Sousa dos Santos, del surgimiento de un “partido movimiento” de los jóvenes mexicanos y de un nuevo “espacio de maniobra para una alternativa pacífica”9.A pesar del éxito del Movimiento Ciudadano (conquistó 24 alcaldías en Jalisco) y de Pedro Kumamoto (primer diputado independiente elegido en México, vinculado a Wikipolitica.mx) todavía no está clara una opción nueva o partido-movimiento en la esfera de la política representativa ni la relación de dichos procesos electorales con la secuencia de indignaciones de México. La “fragilidad las organizaciones y las instituciones intermedias” (estrategia histórica del PRI para debilitar a la sociedad civil) complica un diálogo político transversal9.

————————————————————–

1 Reguillo, R (2015), entrevista con la autora

2 Así evolucionó hashtag #YaMeCansé http://bit.ly/1w0WdU4

3 Toma del congreso de Sonora http://bit.ly/1KIFL0A

4 “Confirman ataques de bots al trending topic #YaMeCansé” http://bit.ly/1E2h5LA

5 Tirzo, J (2014) “#Ayotzinapa no se cansa: El origen de #YaMeCansé2” http://bit.ly/1StB8yr

6 Natera, L (2014) “#YaMeCansé, las redes no se cansan” http://bit.ly/1VTRBLq

7 YoSoyRed (2014) “¿Está naciendo la próxima primavera mexicana?” http://bit.ly/1MfBdBV

8 Citlali, L (2015), entrevista con la autora1

9 Gómez-Robledo, M (2015) “8.000 propuestas contra el hartazgo” http://bit.ly/1MCpXPd

10 De Sousa Santos, B (2014) Carta a las y los jóvenes de México” http://bit.ly/1uiQQNQ

11 Reguillo, R (2015), entrevista con la autora.

Post periodista, (re) escritor | #tecnopolítica #redes | #hacktivismo | #culturalibre #copyleft | Participación | Innovación y Desorden | Subjetividades en red | Transnacionalista convencido Twitter: @bernardosampa São Paulo futuramedia.net

Leave a Comment