What Disney!, la remezcla de los comunes

5 years ago by in Activismo, remezcla, Remix Tagged: , , , , , ,

Disney, crudo Disney. Dumbo, crudo Dumbo. Mickey, crudo Mickey. La venganza, decían, es un plato que se sirve frío. Remezclemos: la venganza es un plato colectivo, colaborativo, calentito e incontrolable. Walt Disney se dedicó durante décadas a usurpar cuentos populares. Disney modificó a su antojo los crudos cuentos de los hermanos Grimm hasta convertirlos en descafeinadas fábulas sin conflictos ni denuncias profundas. Pero la venganza remix es un tórrido huracán. Y tiene nombre: What Disney!.

El colectivo Left Hand Rotation, basado entre Lisboa y Madrid, deconstruye el universo Disney con el denominado common’s cut, el corte de los comunes. El método What Disney!: adelantar el final de cada película al clímax dramático, reducir drásticamente el metraje, modificar irreparablemente su estructura argumental. Su objetivo: “con el fin de sincronizar la esfera de los cuentos con el presente, les devolvemos su crudeza original, subvirtiendo las pantallas tras las que la sociedad escondió sus defectos”. A Left Hand Rotation, un grupo distribuido que siempre actúa con identidad colectiva, le sobran los motivos. Y justifican así este ácido/crudo videoclub What (the fuck) Disney!:

“Las edulcoradas versiones de los cuentos de la compañía Walt Disney pierden toda confrontación con el drama de lo real. De esa manera, generaciones de niños se convierten en individuos con nula capacidad de superación del conflicto, una vez vetada la posibilidad de desarrollo que esconde cada experiencia dramática. La amable realidad fabricada por D i s n e y contribuye a la construcción de sociedades sumisas y emocionalmente frágiles, que preferirán ignorar o esconder el conflicto, privados de las herramientas para afrontarlo”.

Nada mejor que ver el teaser del proyecto (crudas, tristes escenas que quedan arrinconadas en el corte original).

[vimeo http://www.vimeo.com/47459209 w=419&h=236]

El proyecto está colgado entero, a parte de en la web del colectivo, en Vímeo. Cada semana, Left Hand Rotation sube una nueva película despedaza al videoclub (lo van divulgando en su más que recomendable blog). La remezcla de Disney de los comunes clasifica en cuatro  grandes áreas las películas analizadas según las causas que precipitan el clímax dramático.

Desobediencia y rebeldía infantil y juvenil (Alicia en el país de las maravillas y Pinocho), Enfrentamiento con la muerte de un familiar o amigo (Bambi, El Libro de la selva, El Rey León)Rechazo por parte de la sociedad dominante (Aladdin, La Cenicienta, Los Aristogatos) y ruptura del vínculo familiar (101 dálmatas, Blancanieves, Dumbo, La bella y la bestia, La dama y el vagabundo, La Sirenita).

Para concluir este devaneo What (the fuck) Disney!, esta denuncia co-creativa a los mayores piratas de la historia del cine (protegen con estricto copyright historias creadas por otros), os dejo con una definición de Left Hand Rotation que ellos mismos me han enviado por correo electrónico:

“LEFT (el concepto abstracto) HAND (el objeto, lo material) ROTATION (la acción) es un giro en la dirección contraria que puede producirse en cualquier momento, un tornillo que hay que apretar justo al contrario de lo esperado. El colectivo está principalmente integrado por un núcleo alrededor del cual orbitan múltiples colaboradores, de manera que el grupo crece y se adapta, trabajando de manera anónima. Left Hand Rotation pretende provocar un aluvión incesante de contradicciones irresolubles, cuya finalidad es la búsqueda de su integración paradójica. Como colectivo trabaja con aquellos medios y formatos en la frontera entre el arte y todos los demás canales, adoptando la forma de lo que hemos venido a llamar como “arte cuestionable” (que no cuestionador)”.

Y un BIS: las Acciones Urbanas Absurdas del colectivo bien merece un click.

Mickey, crudo y patético, Mickey, ¿estás preparado para la remezcla copyleft de los comunes?

Post periodista, (re) escritor | #tecnopolítica #redes | #hacktivismo | #culturalibre #copyleft | Participación | Innovación y Desorden | Subjetividades en red | Transnacionalista convencido Twitter: @bernardosampa São Paulo futuramedia.net

13 Responses to “What Disney!, la remezcla de los comunes”


Click aquí
19 noviembre, 2012 Responder
Impeller
19 noviembre, 2012 Responder

“Las edulcoradas versiones de los cuentos de la compañía Walt Disney pierden toda confrontación con el drama de lo real.”

¿Quizá porque son para niños?

Me cago en los iluminaditos… y eso que walt disney me la pela.

Carlos
19 noviembre, 2012 Responder

Disney retorció los tradicionales cuentos a su manera, el cine es así, consiguiendo fama, dinero y ser considerado por muchos un verdadero genio.
Veo que tú intentas retorcer a Disney aprovechando que casi un siglo después sigue generando pasta. Te deseo suerte.

Vitorino
19 noviembre, 2012 Responder

Paparruchas. Otro desfasado intento de parecer super contracultural dinamitando los productos Disney. El metraje que sí se editó del Rey León es bastante duro de por sí, el trozo que se ve en el teaser es una tontería, ni quita ni pone dramatismo, por poner solo un ejemplo.
“Las edulcoradas versiones de los cuentos de la compañía Walt Disney pierden toda confrontación con el drama de lo real. De esa manera, generaciones de niños se convierten en individuos con nula capacidad de superación del conflicto, una vez vetada la posibilidad de desarrollo que esconde cada experiencia dramática. La amable realidad fabricada por D i s n e y contribuye a la construcción de sociedades sumisas y emocionalmente frágiles, que preferirán ignorar o esconder el conflicto, privados de las herramientas para afrontarlo”

Resumen: que es Disney el que tiene que educar a nuestros hijos. Lo que faltaba. Si mi hijo se muestra incapaz de superar un trauma en su vida, no es que los padres no hayan tenido mano, es simplemente que Disney censuro una imagen en Bambi.

Brillante.

Entonces, a partir de ahora, si vemos a un niño con minusvalía, tenemos que evitar la edulcorada vía Disney, y ser realistas, y afrontar el conflicto, y decirle “no, no eres como los demás, ni lo serás. Eres minusválido, y minusválido morirás”, que es un planteamiento cojonudo.

codigo-abierto
19 noviembre, 2012 Responder

Apropiarse de los crudos cuentos de los hermanos Grimm, transformarlos en algo light para la sociedad de masas, registrarlos con copyright y que nadie pueda tocar una coma… genera monstruos. What Disney! remezcla el contenido y los aproxima a la versión original. Una acto de justicia poética. Y a mis niños, no, por favor, el ratón coñazo no. 0 Disney, así de simple

Edu
19 noviembre, 2012 Responder

Dime qué película basada en un libro es 100% fiel a dicho libro. Las películas no son libros, y los métodos de contar una historia y los recursos no son los mismos

Vitorino
19 noviembre, 2012 Responder

Lo que genera monstruos es no educar a los niños y pensar que el como sean depende de la tele que vean. Y esa crudeza de los Grimm es relativa, y la ha barnizado del primer editor al último que los ha ido publicando. Dinsey se limitó a hacer lo que mejor sabía: animación. Animación de la que han aprendido TODOS. Hasta Miyazaki. Está muy de moda ir de emo y de crudo, pero si tengo que elegir entre la para mí buenísima adaptación animada que se hizo de “rebelión en la granja”, con toda su “crudeza” o un rato de entretenimiento animado con Dumbo o Bambi para mi hijo de seis años, lo tengo muy claro, por muy moderno que quiera ser. Y luego le educaré, que para eso estoy, y trataré que no sea un monstruo. y si soy muy vago, le echaré la culpa a Dinsey.

codigo-abierto
19 noviembre, 2012 Responder

Disney, simplemente, ha robado. Registrar con copyright el saber popular es un robo. Si licencian sus obras (y su negocio) con dominio público, pensaría otra cosa y a lo mejor este post ni existía. Infelizmente, además, Disney ha conseguido manipular las leyes de copyright hasta límites insospechados (retrasar los años del dominio público tras la muerte de un autor). Ahora es demasiado tarde: cuando Mickey sea de dominio público el odio será tan grande que le deformarán con mucha mala leche. Merecido lo tiene.

Alberto
19 noviembre, 2012 Responder

¿moderno?¿contracultural? ¿iluminaditos? yo diría que algo implemente irónico.

Miliki
20 noviembre, 2012 Responder

Cuanta tontería boinitas. Lo de siempre en este blog,de todas formas…Por un lado queremos una sociedad 2.0 responsable y mega culta y todas esas tonterías que pones a diario, y ahora reivindicas los cuentos de Grimm que fueron creados en una época donde la gente era mucho más primaria y salvaje. Aclárate, aunque igual sería mucho pedir visto lo visto.

Megane
20 noviembre, 2012 Responder

Miliki, quizás es el momento de dejar de leer un blog de “tonterias a diario”. Más un hombre del mundo del espectáculo como tú.

Miliki
20 noviembre, 2012 Responder

Si,vivir en un mundo de autocomplacencia y sin críticas tiene que ser maravilloso…pero es tan imposible como que Boinitas tenga coherencia. Así que no, me seguiré pasando.

Miliki
21 noviembre, 2012 Responder

Hoy no ha pasado algo trascendentalmente inútil en Internet para que actualices?Seguro que alguien se ha tirado un pedo a favor de Palestina o algo así, y estás perjudicando gravemente al mundo por no descubrírselo.

Leave a Comment